Música del blog: Jaroussky ('"Si pietoso")

viernes, 25 de abril de 2014

La salud es un asunto de cuerpo y alma




Acabo de escuchar en un vídeo al gran médico de cuerpo, mente y alma Deepak Chopra y comenta muchas cosas interesantes. Entre otras, que la curación del cuerpo físico depende de la curación del alma, que él define como ese silencio interior que surge cuando se acalla el diálogo interno: el silencio primordial. Para ponernos en contacto con esa instancia disponemos, entre otras vías, de la meditación y la oración, expresiones que nos vienen de muy antiguo.

Las tradiciones espirituales de la humanidad han explorado exhaustivamente estos y otros caminos de interioridad porque, eso sí, el alma es algo que está dentro de nosotr@s y que nos proporciona un sentimiento de totalidad con todo lo que habita en el Universo.

Muchas personas asocian la oración con pensamiento mágico, superstición, ignorancia etc. Para mí, supone la expresión perfecta de la adhesión a la sabiduría suprema. Por eso, dedico la oración que acompaña esta entrada a las personas que necesiten sanar algo, ya sea en su cuerpo, en su mente o en sus emociones. En definitiva, en su espíritu, que gobierna esas tres partes de nosotr@s mism@s, las cuales constituyen igualmente una unidad.

He sacado la letra de ese mismo vídeo. Se desconoce quien fue su autor o autora. En cualquier caso, es antiquísima. Apareció escrita en un papiro egipcio. Estoy convencida de que resonando con su ‘musica’ y acoplándola al amor infinito que gobierna el Universo, se harán notar sus efectos.
 

miércoles, 23 de abril de 2014

La mindfulness es una forma (plena) de vivir que tod@s deberíamos aprender


La próxima semana y la siguiente iniciaré en mi centro, Kiribil Terapiak (Abadiño), talleres de 8 semanas de meditación Mindfulness. ¿Qué os puedo decir de esta disciplina? Que sirve para ver la vida de otra manera y de vivir mejor y más felices sin que cambien nuestras circunstancias exteriores necesariamente. Y con esto no os lo he dicho todo, ni mucho menos. Para mí es la esencia y motor de cualquier cambio y representa una manera nueva de vivir que toda las personas, niñ@s, jóvenes y mayores deberíamos aprender.

Invito especialmente a asistir a quienes vivís en las cercanías y seguís este blog. El precio es asequible (200 euros) y al tratarse de grupos muy reducidos (máximo 5 personas) la atención es personalizada.

Sólo me quedan un par de plazas para el taller de los jueves que se iniciará el 8 de mayo (17.30 a 19.30 horas) pero tengo intención de organizar más en otoño, ya que he comprobado que hay un interés creciente en esta forma de meditación. 

Esta es la información que estoy difundiendo sobre la mindfulness y sus beneficios:

La Mindfulness o meditación para la atención plena se basa en un conjunto de técnicas que ayudan a reducir el estrés a través del cultivo de la atención (conciencia) y de una nueva manera de relacionarnos con todas nuestras experiencias (las internas y todo lo que nos llega del exterior).

Es idónea para cualquier situación en la que el estrés, el dolor (físico y emocional) y la ansiedad estén presentes: vida laboral, enfermedades, mundo educativo, vida personal...

Se aplica con éxito en muchos ámbitos:


-Empresarial:
Mejora de las relaciones laborales. Directivos solamente o directivos y trabajadores.

-Salud: Aumento de la calidad de vida de quienes sufren un amplio arco de dolencias y para el dolor crónico, así como para aceptar la enfermedad.

-Educativo:
Profesorado y alumnado mejoran sus relaciones y eficacia. La Mindfulness ayuda a las personas a ser más felices, a sentir bienestar y equilibrio y les aporta un mayor control de sus emociones y de sus vidas.

El programa de entrenamiento dura 8 semanas, en las que se aprenden las distintas técnicas. Después, cada persona sigue practicando en solitario. Ya conoce las técnicas y las sabe utilizar con plena autonomía.
 

domingo, 13 de abril de 2014

Dos se entienden incluso si un@ no quiere



De mi artículo anterior sobre los distintos niveles de comunicación, con la conclusión de que para comunicarse hay que tener voluntad de hacerlo, puede derivarse que si yo me quiero entender con alguien, pero ese alguien no tiene interés, no hay nada que hacer.

Esto es lógico, pero no verdadero. Aun sólo queriéndolo una persona, dos se pueden entender. ¿Cómo? La primera puede cambiar de actitud, variar su estrategia, si se prefiere. Lo hacemos muchas veces de forma natural pero también se aprende.

Clica para leer la entrada entera

domingo, 6 de abril de 2014

La fórmula de la comunicación




He hecho referencia en muchas ocasiones a los modos diferentes que tenemos las personas de ver una misma realidad. Es un factor que influye en esa incomunicación, y muy poderosamente, además. Tiene mucho que ver con nuestra incapacidad de procesar todos los estímulos que recibimos del exterior y del interior, y con el lenguaje y sus limitaciones para expresar fielmente cualquier experiencia. Además, hay otro factor muy importante, la existencia de distintos planos de realidad, los cuales sólo son evidentes para algunas personas.

Clica para leer la entrada completa