Música del blog: Jaroussky ('"Si pietoso")

domingo, 29 de septiembre de 2013

Cuando la violencia es algo real




Nos hemos acostumbrado de tal modo a las tecnologías que, cada vez más, vivimos una existencia virtual. Los acontecimientos se suceden vertiginosamente en las pantallas, sea del teléfono móvil, de la televisión o del ordenador, y todo lo que vemos a su través se nos aparece como ficción. Esto explica que ciertas realidades brutales apenas nos impacten. Los estímulos externos nos provocan determinados estados internos y la intensidad de una vivencia es mayor cuanto más nos implica. Entre la pantalla y quien la contempla hay una separación que permite marcar una distancia, no sólo física, sino también emocional.

Clica para seguir leyendo

viernes, 20 de septiembre de 2013

La suerte de saber lo que se quiere



La fe cura, transforma… y mueve montañas. Estoy absolutamente convencida de ello. Unas veces lo he experimentado de forma directa, y otras he tenido la fortuna de poderme apoyar en la confianza que otras personas, empezando por las de casa, han depositado en mí.

Clica para seguir leyendo

sábado, 14 de septiembre de 2013

Los políticos y su lenguaje hipnótico


Me da que los políticos son expertos en lenguaje. O al menos lo parece. Deben saber de sus efectos sobre la mente y las emociones. Los creadores de la Programación Neurolingüística, Bandler y Grinder, descubrieron tras minuciosas investigaciones cómo operaban los mejores terapeutas de su tiempo (Milton Erickson, Virginia Satir, Fritz Pearls…): se apoyaban en la palabra. Erickson, por ejemplo, era un especialista en lenguaje hipnótico y conseguía de sus clientes casi todo lo que se proponía. Para el bien de éstos, claro está.




viernes, 13 de septiembre de 2013

¿Dónde se esconde la verdad?

Diseño: Scott Kim
El Calendario de la Sabiduria de Leon Toltstoi propone para el día de hoy un fragmento de Schopenhauer sobre la difícil búsqueda de la verdad. La verdad, dice el filósofo, no se oculta tras la mentira sino tras las mentiras disfrazadas de verdad. Arduo trabajo despejar la hojarasca.


"El mayor obstáculo que impide comprender la verdad son las mentiras disfrazadas de verdad. En la vida real, las ilusiones sólo pueden transformar nuestra vida durante un instante, pero en el dominio de los pensamientos y el intelecto, falsas ideas son aceptadas como verdades durante milenios, y ponen en ridículo a naciones enteras, frustran los deseos nobles de la humanidad, esclavizan a las personas y les mienten. Estas falsas concepciones son los enemigos que tratan de combatir los hombres más sabios de la historia de la humanidad. La fuerza de la verdad es grande, pero difícil su victoria. Sin embargo, en cuanto alcances esta victoria, nunca te podrá ser arrebatada". 

Arthur Schopenhauer

jueves, 12 de septiembre de 2013

La felicidad es uno de los dones más democráticos

(Del Calendario de la Sabiduría, León Tolostoi, 12 de septiembre)


“Excesivos ropajes impiden que el cuerpo se mueva con libertad. Excesiva riqueza estorba los movimientos de nuestra alma (Demóstenes)”


El deseo de riqueza nunca puede ser satisfecho. Los que ya poseen ansían acumular cada vez más (Marco Tulio Cicerón)


No temas a la pobreza, antes bien desconfía de la riqueza.

Si la gente que ansia riquezas comprendiera con claridad lo que pierde al poseerlas, emplearían el mismo esfuerzo en desprenderse de ellas.


Digo yo que parece una ironía hablar de desprendimiento material en estos momentos. Pero con sólo fijarnos un poco (mirarnos a nosotr@s mism@s, no hace falta ir más allá) podemos comprobar cuánta infelicidad y desorientación ocultan los espejismos de la libertad, el consumo desmesurado y las falsas promesas de satisfacción y goce que nos venden los medios de comunicación, siempre al servicio de los poderes que secuestran nuestras voluntades y nos engañan a tod@s para favorecer los intereses de un@s poc@s.

Parece absurda la sugerencia de que optar por tener menos sobre el ansia de tener más nos hará más felices. Las religiones han insistido en esta idea. Y resulta que en la actualidad hasta personas que se dicen a sí mismas religiosas no sólo no hacen ascos a las riquezas materiales, sino que las persiguen. ¿No tiene razón la sabiduría espiritual? Tiene razón, quienes se equivocan son esas personas.

Voy a poner un ejemplo: imaginemos a alguien que aspira a hacer dinero con su profesión o su negocio. Si su objetivo número uno es ése (y así suele ocurrir) no reparará en medios para conseguirlo. Y pensemos: ¿Qué impresión se llevará la persona que requiere esos servicios? ¿Se convertirá en clienta fija? El dinero no debe ser el objetivo de un negocio, sino el servicio. Los ingresos llegarán por añadidura a partir de una clientela fiel y confiada.

Otro ejemplo: Todo el mundo conocemos a personas con más dinero que la media. ¿Tienen menos problemas que el resto de los mortales? ¿Les garantiza el dinero el amor, la salud, la confianza de sus allegados o la vida misma? ¿Pueden disfrutar de los placeres de la vida: gozar de la naturaleza, ser niñ@ con l@s niño@s, una buena conversación, un buen libro o una copa de vino...?

Afortunadamente, la felicidad es uno de los dones más democráticos que hay. Todas las personas llevamos dentro ese potencial. Se nos da gratuitamente. Cierto que no se puede gozar de una vida plena sin tener las necesidades básicas cubiertas. Pero una vez logrado esto, cuando más sencilla es la vida más satisfactoria se vuelve. Más nosotr@s mism@s nos podemos permitir ser ¿O no? 

¿Puede haber riqueza mayor que esta? Y no se trata de un estado transitorio, sino permanente. ¡Ah!, y nadie, nadie nos la puede robar.

lunes, 9 de septiembre de 2013

¿Nunca es tarde para perseguir nuestros sueños?

Diana Nyad (Blogs NYT)
A veces parece que decir que todo lo que nos propongamos es posible parece hablar por no callar, pero realmente esto no es así. He aquí una demostración: la nadadora estadounidense Diana Nyad acaba de atravesar la distancia que separa Florida de Cuba (180 km. por mar) en 53 horas. ¡Con 64 años!

No era la primera vez que lo intentaba, pero nunca abandonó este sueño. 

Subraya dos cosas importantes: “Nunca debemos darnos por vencidos" y "Nunca se es demasiado viejo para perseguir los sueños”. 

Eso sí, añado yo, los sueños no se alcanzan soñando simplemente. Hay que tener un buen plan de acción, además de constancia, disciplina y ayuda. 

¡Que tengais un buen comienzo de semana lleno de proyectos de sueños y de sueños alcanzados!

Aquí teneis el enlace a una noticia donde se cuenta su hazaña.

sábado, 7 de septiembre de 2013

Del síndrome 'posvacacional' al del 'Kunta Kinte'



Dicen los oráculos periodísticos que se ha erradicado una de las epidemias que más asolaba nuestras latitudes por estas fechas: el síndrome posvacacional. No es algo nuevo. Desde que comenzó la crisis no se han registrado casos y ya han pasado cinco años. La OMS suele considerar extinguida cualquier plaga en menos tiempo.

Sigue leyendo