Música del blog: Jaroussky ('"Si pietoso")

viernes, 4 de noviembre de 2011

Intenta manejar tus emociones negativas




Las emociones son impresiones que emite el cuerpo para identificar nuestros estados de ánimo y comprendernos mejor. Pero son sólo eso, señales. Nosotros no somos la emoción, aunque frecuentemente se confundan ambas cosas, ser y emoción, hasta el punto de no saber dónde termina uno y comienza la otra.

Las sensaciones que recorren nuestro cuerpo representan una inteligencia complementaria a la que aporta la razón. Nos revelan qué situaciones o actividades favorecen nuestro bienestar. Por eso es importante observarlas. Pero más importante aún es examinarlas con frialdad, con interés científico. Tratar de esto modo con las emociones nos ayudará a ‘encajar’ mejor los momentos negativos.

Para ilustrarlo, pongamos un ejemplo: Te levantas de la cama un poco aturdida y con prisas, como todas las mañanas, y de repente te golpeas en una parte del cuerpo con el ángulo de un mueble. Sientes el dolor, contienes la respiración pero sigues inspirando y espirando, mientras tu mente se centra en los asuntos urgentes.

Traslademos esto ahora a otra situación. Estás en una cafetería charlando con tu pareja y te dice que le resulta muy difícil convivir contigo. Te tensas, una dolor te atenaza el pecho. Te sientes amenazado/a. La emoción invade todo tu ser y tu mente anticipa situaciones que desconoces si se van a producir, cayendo en una espiral de angustia... hasta que símplemente dejas de escuchar.

¿Qué hacer? Bien, puedes actuar como en el caso anterior. Respira hondo, siente lo que sientes y al mismo tiempo escucha con atención. Quizás lo que te está diciendo tu pareja te haga comprender por qué piensa como piensa. Después, si mantienes la calma, podrás exponer tu punto de vista y quizás atenuar ese malestar, y quién sabe si hasta acabar transformándolo en una vivencia positiva.

Si te gusta este texto y/o te resulta útil puedes mostrarme tu reconocimiento clicando en el ‘Me gusta’ (abajo, al final del blog) que remite a mi página de Facebook.


No hay comentarios:

Publicar un comentario